Carta a Luna 21/09/2016 D.E.P

DURMIENDO CON LA LUNA.

 

Te escribo para poder despedirme de ti, pues si hay algo que más dolor puede provocar es que no hayamos podido despedirnos de corazón. Ha sido todo tan inesperado e inexplicable que las familias de aspanpal nos hemos quedado sin palabras para decirte un simple adiós. Esta es la manera que creemos podemos ayudarte de verdad, mostrándote nuestro amor.

Aspanpal se ha quedado sin su Luna. Si, eras una parte de las familias, cuando te fuiste algo se fue de nosotros también.

Tú eres un corazoncito más de Aspanpal, yéndote nos lo dejas más pequeño. Tú has representado la lucha que llevamos las familias cuando aparecemos por la asociación llenas de ilusión y esperanzas por cambiar el destino con el que nos marca inevitablemente la vida.

Las familias en la asociación estamos mal acostumbrados pues vemos como evolucionan nuestros niños creciendo y logrando metas que parecían inalcanzables y se nos olvida por momentos todo el tiempo, esfuerzo y decisiones que se tuvieron que tomar para llegar hasta alcanzarlo.

Tú lo estabas haciendo de maravilla, pero que muy bien, estabas siendo toda una campeona y mostrabas cada día todo el amor que estabas dispuesta a dar.

No siempre podemos esperar lo mejor de todo el empeño que se pone para lograr combatir al destino. El tuyo no fue el que todos queríamos.

Si podemos decir que el cariño y el amor que seguro has recibido y dado es infinito y perdurable allá donde estés.

 

Eres muy pequeña pero estabas dispuesta a todo y sabíamos que podías conseguirlo.

Todos creíamos y tus padres los primeros, que lo mejor para ti era proporcionarte los medios para que estuvieras mas conectada a este mundo. Todos esperábamos lo mejor y que estuvieras pronto disfrutando junto con otros niños de esta hermosa vida que a veces, puede ser tan horrible.

Las familias deseábamos verte sonreíd jugando, bailando y corriendo por la asociación. Los que hemos tenido la suerte de conocerte Luna, recordamos un bombón precioso, con todas las posibilidades de futuro.

Me siento torpe, no puedo describir el dolor que sentimos todos los padres de Aspanpal con la pérdida de Luna, estamos perdidos, desconcertados, doloridos, tristes, muy tristes… hay momentos en los que tenemos que coger grandes bocanadas de aire para continuar, hay que seguir, hay que vivir para proteger a nuestros hijos, después de tanto dolor nos toca levantarnos y reanudar el camino de rosas y espinas, tomando las mejores decisiones. Si nos caemos es para aprender a levantarnos.

Hemos recordado lo difícil que fue y es tomar la decisión de intervenir o no para mejorar la vida de nuestros hijos, y solo es fácil cuando sabemos que ha salido todo bien.

Te escribimos para poder darte todo el amor que no hemos podido hacerlo hasta ahora. Quisiéramos darte algo más, quisiéramos poder echar marcha atrás y que todo saliera de otra manera.

Queremos saber qué puede haber pasado para que no estés entre nosotros, tu ausencia es el silencio que nos angustia a todas las familias.

Queremos pensar que había algo en el destino que te estaba aguardando en algún lugar. Estamos convencidos que todo lo que no pudiste darnos lo estarás haciendo en un lugar tan hermoso como te mereces y que desde allí soñaras con el amor que te dieron tus padres.

Nosotros desde aquí velaremos por ti y por que los sueños de otros niños no se trunquen por una injusta realidad. Tu recuerdo siempre estará en nuestra memoria y no olvidar que el camino no es tan fácil como nos parece.

 

Aquí estoy entre el amor y el olvido,

con la sonrisa fingida que me dejo tu partida

como un verano sin sol,

sin la mitad de mi vida, aquí estoy….durmiéndome con la luna”.

(Elefantes)

 

 

Tus amigos de Aspanpal están contigo Luna y todos te llevamos con nosotros. Nuestro más sentido pésame a los papás y un abrazo desde el corazón.

 

 

 

 

 

Firmado: Fco. Javier Cecilia Canales. Presidente ASPANPAL